Cumplimos con lo prometido en nuestro post sobre lo mejor de la cocina peruana y compartimos con vos información acerca de las bebidas más tradicionales en Perú. Cada una tiene algo que la hace especial y única. ¡Conocelas!

1. Cremolada

cremolada perúSuper super refrescante, muy popular entre los peruanos e ideal para un caluroso día de verano, la cremolada tiene parte jugo de frutas y muuuuucho hielo raspado. Perú cuenta con una extraordinaria variedad de frutas que son utilizadas tanto para jugos, cócteles y en este caso cremoladas, algunas no tan conocidas para los turistas pero en las que tu paladar te agradecerá incursionar.

Entre ellas están la jugosa guanábana, de sabor ligeramente ácido; la deliciosa chirimoya, dulce pero no empalagosa -también es exquisita sola y se come con cuchara separando fácilmente sus pepas grandes-; y, entre otras, la lúcuma, uno de los productos bandera del Perú, dulce y muy perfumada; dicho sea de paso, por nada te pierdas el helado de lúcuma!

2. Chicha morada

chicha morada perúOtro refresco que se bebe en cada hogar peruano y que hace honor a uno de los ingredientes característicos de las culturas andinas: el maíz. En esta ocasión, como su nombre lo indica, se prepara a base de maíz morado, que se hierve en agua y se deja enfriar para lograr la chicha. Esta singular bebida se consume a lo largo de todo el país y dependiendo del sabor deseado le podés agregar jugo de piña, canela, clavo de olor u otros ingredientes. Si bien actualmente se vende envasada y también hay polvos para prepararla artificialmente, no hay como la versión casera. Bien helada es exquisita.

3. Inca Kola

inca kola perúFavorita de miles de niños -y no tan niños- peruanos. La Inca Kola es una gaseosa, pero una tan particular que es la más vendida en ese país. ¡Más que la Coca Cola! No existe supermercado, almacén, restaurante, bar o kiosco que no ofrezca Inca Kola. Es tan famosa que si pasás por los mercados de Miraflores o del centro de Lima, podés comprar desde llaveros hasta remeras con el logotipo de esta gaseosa. Su sabor es dulce y tiene un atractivo color amarillo dorado que evoca a la cultura incaica, sus riquezas y su adoración al sol.

Tiene un típico aroma a hierba luisa aunque a muchos escépticos les recuerda al aroma de unos conocidos chicles color rosa. Puede ocurrir que te pregunten si preferís en envase de vidrio o de plástico; el motivo es que muchos creen que el sabor de la Inca Kola varía según su forma de embotellamiento. Y lo más importante que tenés que saber es que no se mezcla con nada, que hay que beberla bien fría y disfrutar de su existencia.

4. Té de coca

té de coca perúImprescindible si viajás a Machu Picchu. Tanto que al llegar a Cusco lo primero que tenés que hacer es disponerte a descansar mientras tomás una taza de té de coca para acostumbrarte a la altura. Una taza caliente de té de coca es la mejor bienvenida al llegar a las alturas del Valle Sagrado o del Lago Titicaca.

Si bien la planta ha sido estigmatizada mundialmente, la hoja de coca ha sido ancestralmente empleada por culturas andinas. El té de coca además de aliviar el mal de altura y la fatiga, calma dolores de cabeza y está lleno de propiedades energéticas. Como es algo amargo, se puede complementar con miel y queda magnífico con unas gotas de limón.

Una vez que experimentes las bondades del té de coca, comprenderás la razón de la lucha de los pueblos originarios por defender su derecho a cultivar esta planta y conservarla como un rasgo cultural.

5. Pisco

pisco perúBebida nacional, el Pisco constituye la historia de un mestizaje que enriquece la cultura peruana y que se reconoce como parte de la identidad nacional. Es el aguardiente de uva peruano obtenido de la destilación de los caldos frescos de la fermentación exclusiva del mosto de uva (jugo), siguiendo las prácticas tradicionales de las zonas productoras, que son la costa de los departamentos de Lima, Ica, Arequipa, Moquegua y los valles de Locumba, Sama y Caplina del Departamento de Tacna en el Perú.

La Unión Europea aseguró la protección y comercialización del Pisco, al determinar que el Pisco es peruano, dando por finalizado el enfrentamiento histórico con Chile por el origen de esta popular bebida alcohólica.

Muchas recetas tradicionales a base de Pisco aprovechan al máximo el sabor de esta bebida, principalmente el célebre Pisco Sour, la recomendación más típica. Pero hay más… La base es 1 onza de Pisco y hielo para obtener: Chiclano, con limón, Amargo de Angostura y Ginger Ale… Perú Libre, con limón y gaseosa cola…  Cocktail de fruta, con pulpa de fruta y leche… Capitán, con Vermouth Rojo… Pisco Tonic, con agua tónica… Pisco Sunrise, con jugo de naranja y Granadina… Biblia, con Oporto, leche y huevo entero… Y el gran Pisco Sour: esta vez son 3 onzas de Pisco, clara de huevo y limón… Tomalo con respeto y lo vas a adorar.

¿Probaste alguna de ellas? ¿Por cuál empezarías? ¡Compartí tu opinión en los comentarios!

Dejanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *