Cada vez más cerca de poder volver a viajar, seguimos agendando destinos y atractivos de nuestro país. En esta ocasión te proponemos 5 perlitas de la región cuyana.

 1. Mendoza, una de las grandes capitales del vino

En la provincia de Mendoza se producen más del 70% de los vinos argentinos. Innumerables viñedos rodean a las bodegas de la zona, abriendo sus puertas a turistas de todo el mundo para enseñar el arte del cultivo de la vid y los procesos de elaboración, además de ofrecer catas y mostrar todo lo relacionado con la cultura del vino. Nada como recorrer los viñedos a caballo o en bicicleta!

El Malbec es la cepa por excelencia en Mendoza , ya que se desarrolla extraordinariamente en esta región gracias a la amplitud térmica y el tipo de suelos calcáreos, arcillosos y arenosos del pie de la cordillera de los Andes. De esta manera, el Malbec argentino es reconocido internacionalmente por la calidad de sus taninos dulces, sedosos y envolventes, y se ha convertido en la cepa emblemática de nuestro país posicionando a la ciudad de Mendoza como una de las grandes capitales del vino en el mundo.

1 mendoza cuyo

2. Relax en Termas de Cacheuta

A menos de una hora de distancia de la ciudad de Mendoza podés disfrutar de un día diferente en familia a pura naturaleza en Termas de Cacheuta. En el spa termal un conjunto de piletones de piedras con agua a distintas temperaturas se extiende en armonía con el paisaje de montañas que lo rodea. El agua termal de Cacheuta proviene de deshielos, infiltrándose a grandes profundidades donde su temperatura se eleva y choca con la roca granítica del lugar, subiendo nuevamente a la superficie. Así, disuelve los minerales a su paso hasta llegar a su manantial. En el spa se combinan hidroterapias, fangoterapia y la gruta (vaporarium natural).

El hotel de montaña ofrece la posibilidad de complementar el día de relax con masajes, aromaterapia y reflexología. Si decidís quedarte a pasar la noche vas a tener agua termal en el baño de tu habitación y podrás disfrutar de unas vistas espectaculares a la piscina y la montaña. Y su parque de agua le añade una cuota de diversión con diversas actividades de aventura en la montaña, como escalada, rappel, tirolesa, trekking por senderos de montaña y rafting para grandes y chicos en el río Mendoza.

2 Termas-Cacheuta cuyo

3. El Cañón del Atuel, una postal única

En la zona sur de la provincia de Mendoza, a 70 kilómetros de la ciudad de San Rafael, comienza el Cañón del Atuel, una maravilla geológica de millones de años de antigüedad. A partir del embalse El Nihuil se suceden más de 50 kilómetros transitando entre coloridas y sorprendentes formaciones talladas por el viento y las aguas del río Atuel, algunas de ellas bastante famosas, como “El sillón de Rivadavia”, “El Mendigo”, “Los jardines colgantes”, “El elefante”, “El lagarto” y muchísimas figuras más. El Cañón del Atuel tiene una profundidad promedio de 260 metros y en el trayecto se encuentran las centrales hidroeléctricas del sistema de generación de energía del Atuel, cuyos embalses -Aisol y Tierras Blancas- dan lugar a espacios verdes perfectos para practicar actividades de aventura. La zona es ideal para realizar mountain bike, senderismo, trekking, montañismo, canopy, rafting y hasta avistaje de cóndores! Un increíble recorrido que termina en el Embalse Valle Grande.

4. El Valle de la Luna, San Juan

Patrimonio de la Humanidad, el Parque Natural Provincial Ischigualasto ofrece la oportunidad de recorrer un paisaje que parece de otro planeta. Situado al noreste de la provincia de San Juan, el pequeño pueblo de San Agustín del Valle Fértil -a 75 km- es la puerta de entrada a este sitio único, vecino del Parque Nacional Talampaya en La Rioja. Su gran valor científico se debe a los descubrimientos paleontológicos ocurridos en este lugar, donde se halla una secuencia prácticamente completa del Período Triásico de la Era Mesozoica, que nos deja cara a cara con la evolución de la Tierra. En Ischigualasto vas a pisar el mismo suelo que habitaron los dinosaurios hace 180 millones de años! Te vas a encontrar con un paisaje “lunar”, con singulares geoformas erosionadas por el agua, el sol y el viento sobre las rocas durante todo ese tiempo, de ahí el coloquial apodo con que se conoce popularmente a este parque provincial: Valle de la Luna. El circuito principal se realiza exclusivamente en vehículo y con la compañía de un guía autorizado, pero si te gustan las caminatas no te pierdas el ascenso al Cerro Morado.

4 valle de la luna cuyo

Si el Valle de la Luna de te pareció fascinante, agendá una visita a su vecino: el Parque Nacional Talampaya, en La Rioja. También declarado Patrimonio de la Humanidad, te va a sorprender el recorrido por el Cañón de Talampaya, donde además de admirar petroglifos y las increíbles formaciones geológicas, es frecuente encontrar cóndores, guanacos, ñandúes, zorros y maras. Los circuitos, siempre con guías, se pueden hacer a pie, en bicicleta, en combis o en camionetas todo terreno.

5. Carrovelismo en La Pampa del Leoncito

Seguimos descubriendo paisajes del pasado y llegamos al Valle de Calingasta, al sudoeste de la provincia de San Juan, donde Barreal es el centro turístico más importante con una vista imponente de la Cordillera de los Andes en la que resalta el Cerro Mercedario.

En Barreal podés hacer trekking, cabalgatas, rafting o pescar… Pero si querés ver y hacer algo diferente a todo lo que hayas visto, solo tendrás que recorrer casi 23 kilómetros para llegar a Barreal Blanco. El lugar, también conocido como La Pampa del Leoncito por su cercanía al Parque Nacional El Leoncito, es una planicie de barro seco de unos 15 kilómetros de largo por 3 de ancho, producto de un lago que se secó hace miles y miles de años. El escenario es realmente particular: cada tarde llega el viento alcanzando los 80 kilómetros por hora, circunstancia que da lugar a la práctica del carrovelismo, deporte que, en cierto modo, se asemeja al windsurf pero sobre una tabla con tres ruedas. Las características del terreno y la potencia del viento convierten a La Pampa del Leoncito en un lugar óptimo para esta actividad. Gracias precisamente a la fuerza del viento y su cercanía al suelo, los carros llegan a alcanzar una velocidad de 120km/h! Es el deporte favorito en la zona. ¿Te animás?

Por la noche, el cielo estrellado emociona.

Montañas grandiosas, ríos que derivan de los picos nevados, oasis y paisajes extraordinarios. Historia, relax, nieve, sol, buenos vinos y aventura… Cuyo te espera!

5 Comentarios

  1. Fui a las Termas de Cacheuta. Vale la pena. Almorzamos en el hotel y la comida es de primera. Con mi hija todavía recordamos los tomates, increíbles su color y sabor. Es tenedor libre, si mal no recuerdo. Al año siguiente le compré el día con almuerzo incluído a mi hijo de 30 años con su novia y les encantó. La parte del parque está aparte.

  2. También fuimos a la finca de Nieto Senetiner y pasamos un día hermosísimo. Lugar divino y comida deliciosa. Super recomendable!!!

    • Pezzati Viajes

      Muchas gracias por tus comentarios, Claudia. Sin dudas, toda la región Cuyana es de una belleza y una calidad gastronómica única. Estamos a tu disposición para un futuro viaje. Saludos!

  3. Me encantaria saber ?si tienen viajes a las termas de Federacion Entre Rios y en que precios !!gracias

    • Pezzati Viajes

      Hola Mirta. Ya derivamos tu consulta al Departamento de Ventas y en breve se pondrán en contacto contigo con la información. Saludos!

Dejanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *