Si no tenés muchos días y buscás un destino para relajarte y disfrutar con niños pequeños, Iguazú puede ser una opción ideal. 

Este año, Romina Aguilar, nuestra Supervisora del Dpto. de Venta Telefónica, tomó unas mini vacaciones en familia, y a la hora de definir el destino para su viaje, se decidieron por Iguazú. A su regreso comparte con nosotros su experiencia y nos deja útiles consejos.

Me encontré visitando por cuarta vez la ciudad de Puerto Iguazú y, durante mi estadía, reafirmé las particularidades que hacen de este destino una opción ideal para conocer y redescubrir más de una vez.

En nuestra decisión de viaje, el componente clima fue fundamental, ya que al viajar con una nena de 3 años nos pareció ideal asegurarnos temperaturas cálidas que nos permitirían disfrutar la piscina del hotel. En esta oportunidad nos alojamos en el hotel Amerian Portal de Iguazú, que se encuentra a pasos del Hito Tres Fronteras, y con un cómodo acceso al centro. Lo recomiendo especialmente para familias con niños pequeños ya que su área de piscina es excelente, y además cuenta con piscina interna climatizada para aquellos días en los que el clima no acompaña.

Contratar alojamiento con media pensión en este destino es una excelente idea ya que, para aprovechar bien las excursiones el horario de pick up es entre las 7:30 y 8 de la mañana, y el regreso es por la tarde. Tener resuelta la cena, dentro del hotel, sin necesidad de trasladarse hace que todo fluya y permite acostarse temprano para, al día siguiente, volver a aprovechar una jornada de excursiones.

Como les comentaba antes, era mi cuarta vez en Iguazú, y volver a sentir las cataratas en el Parque Nacional Iguazú, con toda la fuerza de sus saltos , me llenó de energía y volvió a sorprenderme como la primera vez. Al día siguiente visitamos el parque del lado brasilero y pudimos aprovechar a tomar fotos panorámicas y guardar recuerdos imborrables en nuestra memoria, desde una perspectiva imbatible.

Al regreso de esta última excursión visitamos el Duty Free. Nos sorprendió su extensión y la variedad de productos a precios convenientes. Además cuenta con dos islas donde se puede tomar un refrigerio o bien una comida un poco más completa.

Iguazú ofrece un combinado de factores inmejorable para disfrutar y redescubrir. La belleza de su entorno natural, la posibilidad de experimentar las cataratas, su gastronomía con influencia internacional, la calidez de sus habitantes… Todo esto rodeado de un clima tropical y vegetación selvática.

Iguazú nos regala una experiencia inolvidable que, con el paso del tiempo, nos tienta a volver.

Dejanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *