Delhi, Jaisalmer, Jodhpur, Udaipur, Jaipur, Agra, Khajuraho, Varanasi… 

“Namasté”. Con las manos abiertas y juntas delante del pecho, y una leve inclinación de cabeza, India nos recibe en un gesto cuyo significado tiene una increíble fuerza espiritual: “Mi luz divina reconoce y honra tu luz divina.” Te invitamos a conocer este enigmático país en una salida grupal acompañada, diseñada por expertos para que no te pierdas ni solo un detalle.   

“Existe un antes y un después de viajar a India.” Con esta certeza comenzó su relato Hugo Dopazzo -de Dopazzo & Ravenna, nuestro operador elegido para este viaje-, a quien invitamos a dar una charla en el Shopping Los Gallegos. Y nos llevó de la mano a soñar con ella, con India.

Percibimos que cada día, cada hora, cada minuto es una experiencia distinta y se vive con intensidad. Que en ese país prácticamente todo es diferente. Para empezar, la comida es ultra picante, sin embargo tenemos el dato para que puedas comer a tu gusto y sano, por eso esta salida está pensada con pensión completa, para que puedas elegir. En India la gente piensa distinto, tiene otras creencias que las occidentales, y por lo tanto actúa diferente, desde mover la cabeza como negando cuando en realidad está asintiendo, hasta sorprenderte por su curiosidad y su gran sentido del respeto. El pensamiento, la palabra y la acción están muy unidos, y se respira una profunda energía espiritual.

Acompañados desde Buenos Aires por un experto en este destino, al llegar se suma al grupo un guía indio para iniciar este recorrido que, sin dudas, es un estímulo a los sentidos.

Recorriendo Delhi en “rickshaw”

Capital de India, Delhi posee dos caras que conforman una ciudad única amalgamando dos mundos: la Vieja Delhi, antigua capital de la India islámica y, contrastando, Nueva Delhi, moderna, con amplias y arboladas avenidas. Siendo la ciudad más poblada del país, ofrece una gran riqueza histórica, arquitectónica y culinaria, y presenta magníficos monumentos y museos, además de excelentes restaurantes y fascinantes mercados.

delhi en rickshaw india

Por supuesto, realizaremos ciertas visitas que consideramos imprescindibles. Entre ellas, a la Tumba de Hmayun, una de las primeras muestras del arte arquitectónico mogol, declarado Patrimonio de la Humanidad. En Nueva Delhi, iremos al templo Lakshmi Narayan, que alberga las estatuas del dios Narayan y la diosa hindú Laksmi, y cuyos templos laterales están consagrados a Shiva, Krishna y Buda. También conoceremos el Gurdwara Bangla Sahib, templo principal de los sijs en la ciudad, y visitaremos el Minarete de Qutab, ícono del arte islámico. 

¿Te imaginaste alguna vez transitando por las bulliciosas calles de la Vieja Delhi en un triciclo “rickshaw”?  Así llegaremos al bazar de Chandni Chowk, uno de los mercados más antiguos de la India; para luego dirigirnos a la Jama Masjid o Mezquita del Viernes; y veremos, además, el Raj Ghat, monumento dedicado a la memoria del padre de la India moderna, el gran Mahatma Gandhi

Desde Jaisalmer al desierto

Si ya te parecía un poco loco trasladarte en Rickshaw… ¿Qué tal pasear al atardecer por las dunas de Sam en pleno desierto de Rajasthan a lomo de dromedario?

En la ciudad, recorreremos su fortaleza y sus caminos de piedra, los templos jaimistas y admiraremos los murales del estilo Dilwara.

Jodhpur y la cena en palacio

Conocida por sus viviendas de color azul, en Jodhpur hay una sorpresa. Exploraremos su mercado, el majestuoso Fuerte de Mehrangarh, veremos el monumento Jaswant Thada, y… ¡Participaremos de una cena en palacio dando inicio al Holi, el famoso festival de colores de la India! Holi es una divertida fiesta hindú celebrada principalmente en India el día de la última luna llena del mes lunar de Phalguna al final del invierno.

Yendo por el Rajasthan a Udaipur, seguimos aprendiendo sobre las reencarnaciones, acerca del significado de la muerte, y distintas tradiciones que reflejan la cosmovisión de esta cultura. En este camino, visitaremos el Templo de Ranakpur, dedicado al Dios Adinath, que es no solo el más gigantesco templo jainista de la India, sino también el más bello.

Udaipur y la ceremonia Holika Dahan

El monumental palacio de la ciudad, erguido sobre el lago, es el mayor complejo palaciego del Rajasthan. Y no nos perderemos el Saheliyon ki Bari, o “el Jardín de las damas de honor”, con sus fuentes, elefantes de mármol y un exquisito estanque cubierto de lotos. Daremos un inolvidable paseo en barca por las serenas aguas del Lago Pichola. El palacio-isla en el centro del lago se llama Jagmandir Palace y desde allí se pueden ver las abluciones diarias y el lavado de ropa a orillas del lago. Por la noche disfrutaremos de la hoguera sagrada Holika Dahan en conmemoración de la destrucción del mal. En Udaipur sigue la fiesta: tendremos la oportunidad de celebrar Holi en la casa de una familia india.

 

holi india

Jaipur, montando un elefante

Esta pintoresca ciudad de color rosa nos sorprenderá con un paseo en tuk tuk y en el mercado local las mujeres podrán pintar sus manos con preciosos dibujos de henna. Jaipur ofrece una experiencia única de compras con un rico tesoro en joyería, piedras preciosas, oro y minakari (trabajo de esmalte en oro), además de bellísimas telas de algodón con el estampado de sanganeri, sarees, etc. La exótica cerámica azul, los artículos de esmalte y de bronce son excelentes souvenirs, y la ciudad también tiene fama por sus alfombras de lana y las mantas de algodón, al igual que los calzados bordados con yutes.

Las aventuras continuarán. El Fuerte de Amber es uno de los enclaves más fascinantes de la India. Situado estratégicamente sobre una colina, es una construcción llena de historia que fusiona estilos hindúes y musulmanes. Subiremos a conocerlo… ¡En elefante!

Agra y el magnífico Taj Mahal

Y llegaremos a Agra, no sin antes pasar por el Templo de Harshnat Mata, dedicado al dios Vishnu. Agra es uno de los lugares más emocionantes del viaje. Es donde está el Taj Mahal construido por el emperador Shah Jahan, quien prometió a su esposa Mumtaz Mahal la tumba más hermosa del mundo de la que todos hablarían. Hoy, es una de las siete maravillas del mundo moderno.

Antes de partir, conoceremos el Fuerte Rojo de Agra y a la mañana siguiente abordaremos el tren a Jhansi, para conectar hacia Khajuraho.

taj mahal india

Khajuraho, erotismo puro

Fundados en el siglo IX y siglo X por los gobernantes de la dinastía Chandela, los famosos templos de Khajuraho son conocidos por sus bellísimas esculturas que representan las más variadas posiciones eróticas -muchas de ellas se encuentran en el Kamasutra-.  Constituyen una de las expresiones artísticas más increíbles de India, por lo cual esta ciudad es Patrimonio de la Humanidad.

Varanasi, ciudad sagrada

Finalmente Varanasi, una de las siete ciudades sagradas del hinduismo, así como para el jainismo y el budismo. Todo se intensifica a orillas del Ganges, también sagrado. Esperando lograr la purificación, llegan creyentes desde toda la India a bañarse en sus aguas, e incluso beberlas, luego de extenuantes viajes. Al atardecer, presenciaremos la ceremonia Ganga Aarti: lámparas de aceite se encienden y llamas de fuego se elevan en el aire, suenan campanas, y se escuchan mantras, mientras esparcen incienso. La atmósfera es conmovedora.

De acuerdo al hinduismo, todos los hindúes deben ser traídos al Ganges para ser cremados en sus orillas, y sus rituales expresan un sentido diferente de la vida y de la muerte. La profunda espiritualidad se siente en el aire y te hace replantearte lo terrenal.

Te proponemos vivir el significado de esta memorable experiencia.

Dejanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *