¿Por qué viajamos? Cuando nos vamos de vacaciones, solemos hacerlo para descansar y distraernos de la vida cotidiana. Pero también existen otro tipo de viajes. Esos que emprendemos buscando nuevos horizontes y experiencias que enriquezcan nuestra vida. En este post especial, entrevistamos a alguien que sin dudas te inspirará. ¡Seguí leyendo!

Los viajes están íntimamente relacionados con la fotografía. Y así como existen distintos motivos para viajar, están quienes toman fotografías durante el viaje… y quienes viajan para tomar fotografías.

Dueño de un espíritu inquieto, el marplatense Mariano Larralde (40) es Emprendedor, Diseñador Industrial y Fotógrafo especializado en Expediciones. Recientemente, nos contactó para organizar en conjunto su próxima Expedición Fotográfica al Norte Argentino. Además, es Director de la marca de indumentaria Sumatra. Por todo esto, nos pareció super interesante hacer una mini entrevista en la que nos cuente sobre él, sus proyectos y su obra como fotógrafo. ¿Nos acompañan?

¿Cómo definirías el concepto de Expedición Fotográfica?

Se trata de un viaje en el que buscamos paisajes, personas, comidas, historias para compartir. Hacemos fotografías desde antes de que salga el sol, durante el día y también por la noche.

 ¿Los grupos tienen la posibilidad de descubrir nuevas perspectivas de los destinos, les das consejos sobre luz, oportunidades, sugerencias para capturar mejores imágenes?

El fotógrafo viajero es un contador de historias, los fotógrafos escribimos esas historias con luz. En la expedición al Norte vamos en busca de la luz, queremos aprovechar todos los momentos para conseguir imágenes.   

Algunos fotógrafos hacen foco en la importancia de “pre-visualizar” la foto final en tu mente. Otros, por el contrario, sobre lo crucial de captar el “momento decisivo”.

¿Vos tendés a planificar con antelación las fotos que querés tomar o abordás una postura más espontánea? ¿Cómo transmitís esto a los grupos que te acompañan en las expediciones fotográficas?

Muchas imágenes ya están en mi cabeza pero prefiero que las situaciones fluyan y tratar de fotografiar eso que estoy viendo o que estoy sintiendo. No creo que todas las imágenes tengan que capturar el momento decisivo pero sin embargo deben poder transmitir una idea o ser parte de una historia más grande.

Antes de la expedición nos vamos a encontrar para conocernos y charlar sobre fotografías y viajes. Luego el grupo tiene vida propia, todos aprendemos de todos, compartiendo lo que sabemos para lograr mejores fotografías o para contar mejor una historia.

¿Cuáles considerás que son los elementos esenciales para lograr una imagen destacada?

Creo que una imagen se destaca cuando le transmite algo al observador, cuando lo emociona, lo hace pensar o lo transporta a otro mundo.

fotógrafo viajero

¿Qué puede hacer un fotógrafo para lograr diferenciarse de los demás? Sobre todo hoy en día, en que tener una cámara es muy accesible y prácticamente no queda rincón del planeta sin fotografiar.

Creo que las historias que contamos y cómo lo hacemos es lo que nos diferencia a los fotógrafos.

En mi caso, hace 15 años que viajo buscando fotografías para un fotolibro que se va a llamar “Hijos de la Luna” se trata de 7 historias: Silencios de la Patagonia, El Pescador, Guardianes del Amazonas, Sin dejar Huellas, Equilibrio, Seguimos Resistiendo y Sonidos de Libertad.

¿En tus primeras expediciones fotográficas, cuáles fueron los errores que más recordás haber cometido?

Exponer mal la luz, buscar que todas las imágenes sean impactantes, hacer demasiadas imágenes, eliminar demasiadas imágenes, quedarme sin batería antes del atardecer, quedarme sin agua, sin repelente para mosquitos y sin protector solar (todavía me pasa).

Contanos brevemente sobre alguna experiencia como fotógrafo o algún destino en particular que te haya impactado.

En 2014 conviví unas semanas con los Shuar en el Amazonas. Los Shuar son un pueblo de guerreros protectores de la madre Tierra. Fui para realizar la ceremonia sagrada del Ayahuasca. Durante algunos días ayudé en las tareas domésticas hasta que mi presencia se consideraba normal, entonces empecé a hacer fotografías. De esa expedición salió la tercera historia del fotolibro “Hijos de la Luna”.

fotógrafo viajero

En 2013 caminé dos meses por los Himalayas hasta el monte Everest. Siempre había querido hacer fotografías de las montañas más altas del mundo. Un sueño se hacía realidad. Me dio fuerzas para seguir viajando y buscando.

fotógrafo viajero

¿Qué factores tenés en cuenta al seleccionar los destinos y diseñar los itinerarios para las expediciones fotográficas?

Todos los lugares donde estuve o donde quiero estar son especiales para mí, algunos por la belleza natural que representan, como las Islas Galápagos, otros por el misterio que envuelven como los nómadas Tuaregs del Desierto del Sahara. Cuando fui tras los guerreros Chichimecas en México quería conocer sobre el movimiento Zapatista de primera mano.

El año próximo me gustaría ir a Tanzania. Todavía no imprimí Hijos de la Luna, pero ya estoy trabajando en el próximo fotolibro.

¿Qué consejo le darías a alguien que aspira a ser fotógrafo (o fotógrafo de viajes)?

Que participen de la expedición al Norte Argentino jajaja

 

¿Te interesa la fotografía? ¿Te gustaría acompañarnos junto a Mariano en la próxima Expedición Fotográfica al Norte Argentino? ¡Comunicate ahora al 0810-122-7070 o hacé click aquí para consultarnos!

Dejanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *