No a todos los emociona la idea de subirse a una bicicleta durante su viaje, pero a otros viajeros sí. En esto me identifico y mucho ya que amo andar en mi vehículo de dos ruedas por la ciudad y, si es descubriendo una nuevo destino mejor todavía. En esta primera edición de nuestra serie “Ciudades en Bicicleta” te invito a recorrer la impresionante Copenhague.

Copenhague = Ciclismo

Actualmente, hablar de la capital danesa es sinónimo de ciclismo y de una infraestructura dedicada a la bicicleta como medio de transporte. En los últimos años, Copenhague ha duplicado sus esfuerzos para mejorar sus inversiones, ampliar sus políticas e innovar en el sector transporte. El índice de ciudades Bicycle Friendly 2015 de la consultora de diseño urbano “Copenhagenize la colocó en primer lugar, desplazando a una clara competidora, Amsterdam.

Se dice que Copenhague es una de las ciudades de Europa más abiertas a toda filosofía de vida, cosmopolita y con la dosis justa de tradición. Pero sobre todo es el paraíso utópico de todo amante de las bicicletas ya que, no sólo es una ciudad con un terreno apropiado, sino que cuenta con más de 350 km de bicisendas con circuitos que te permitirán recorrer los principales atractivos y más.

Cómo y dónde alquilar tu bici

El sistema local Bycykel es el más conocido, disponible todos los días del año y, por si fuera poco, incluye una tablet que te permite pagar y elegir tus puntos de interés en la ciudad ¡La amamos! Su sitio web cuenta con mapa, diagrama de todas sus estaciones y un sistema de reservas para que puedas ahorrar tiempo.

copenhague en bicicleta

Recorriendo Copenhague en bicicleta

Ahora sí, una vez que conseguís tu bicicleta, lo único que te queda es recorrer las bellezas de la ciudad. Los lugares a descubrir pueden ser muchísimos, acá sólo te recomendamos algunas paradas obligatorias en tu recorrido por Copenhague:

Nyhavn, la postal más bella

El famoso canal y las coloridas fachadas que lo acompañan hacen único y soñado el recorrido. Sin dudas, es infaltable que descanses de tu actividad y disfrutes al beber o comer un plato típico en uno de sus restaurantes o bares, antiguamente, hogar de importantes artistas como Hans Christian Andersen.

copenhague

Palacio de Amalienborg y su arquitectura rococó

Considerada una de las grandes obras rococó de Dinamarca, la residencia invernal de la familia real danesa está compuesta por cuatro edificios idénticos construidos en el siglo XVIII. Además, la visita al Palacio de Amalienborg no puede finalizar sin que presencies el cambio de la guardia real a las 11.27 a.m. ¡Así que sumalo a tu circuito en bici!

Jardines de Tívoli, el tesoro nacional

Niño, adolescente o adulto, el Tívoli, uno de los parques de atracciones más antiguo del mundo, te va a encantar. Celebridades como Walt Disney se enamoraron de sus jardines y sus escenarios de exótica arquitectura y antiguos edificios. Visitarlo de noche no está de más, la iluminación lo hace aún más especial y único. Además, cada otoño, para festejar Halloween, los jardines se llenan de calabazas y brujas.

jardines de tívoli

La Sirenita

Seguro conoces su historia gracias a la película de Disney y sus pegadizas canciones (quién de la generación de los 90’ no tararea alguna de ellas). El dulce cuento de Hans Christian Andersen sobre una sirena que deja su vida bajo el mar para unirse a su amado príncipe en tierra, inspiró la reconocida escultura de bronce que ya cumplió más de 100 años.

sirenita

Por supuesto, no dejes de pasar por The Harbour Cycle. Es ideal para que recorras 13 km alrededor del puerto de Copenhague y conozcas parte de su moderna arquitectura y toda la vida de esta zona. Es importante resaltar que todas sus rutas son seguras y con buenas conexiones entre la capital y sus alrededores, tan llenos de bicicletas (se calcula que 9 de cada 10 daneses tiene una) como de atractivos.

Algunos datos:

  • No olvides controlar tu equipo. Tu bicicleta debe contar con timbre, retrorreflectores blancos delanteros, amarillos en los pedales y rojos traseros.
  • Si tenés más de 15 años podés llevar dos niños de 8 con vos, siempre que cuentes con sillas equipadas.
  • En cuanto al uso de cascos, no es obligatorio llevar uno como en otras ciudades europeas.
  • Es muy fácil llevar tu bici en el tren o subte, para algunos vas a necesitar un pase especial mientras que para otros podés viajar gratis.
  • Por último, ¡DISFRUTÁ de la experiencia!, no hay nada mejor que recorrer una ciudad en bicicleta y sorprenderse durante el viaje.

¿Recorriste alguna ciudad en bicicleta? ¿Cuál te gustaría conocer en tu próximo viaje? ¡Contanos tu experiencia por la hermosa Copenhague o en cualquier otra ciudad!

Dejanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *